Arauca pide incluir a las comunidades en la construcción de Paz

El Encuentro Regional para la Paz en la ciudad de Arauca, realizado el 11 y 12 de junio 2015- contó con la participación de 370 personas de Arauca, Saravena, Tame, Arauquita y Fortul que se reunieron con representantes del Estado y analistas de la sociedad civil para hablar sobre las negociaciones que adelanta el Gobierno con las Farc-EP. En el diálogo, hubo una gran demanda por el compromiso de las partes para el fin del conflicto y mayor inclusión de las mujeres, los grupos étnicos y los jóvenes en el propósito de una paz duradera.

La primera jornada del Encuentro contó con la presencia del Alto Comisionado para la Paz, Sergio Jaramillo, quien además de explicar de qué se trata la Comisión de la Verdad acordada la semana pasada en La Habana, resaltando que tendrá como objetivos la verdad , la convivencia y no repeticion. Asimismo, hizo un nuevo llamado a la guerrilla del ELN para que se sume a un diálogo con el Gobierno “en un proceso que será para terminar el conflicto y construir la paz sin armas”.

En este espacio, autoridades locales y regionales expresaron también su apoyo al proceso e invitaron a los presentes a conocerlo y a participar. El alcalde de Arauca, Luis Emilio Tovar Bello, expresó su anhelo de que los araucanos se involucren en pleno en el reto grande de construir la paz desde el territorio.

El Padre Francisco de Roux hizo un llamado a parar la guerra y dimensionar los avances del proceso a pesar del recrudecimiento de las confrontaciones y a no desanimarse en la voluntad para salir del conflicto. Resaltó que “tenemos que tomar una gran decisión de restablecer la dignidad de las personas como seres humanos y de la gente de Arauca”. Aludió a la importancia de la presencia de las víctimas en La Habana y en la urgencia de detener las víctimizaciones que tanto dolor han causado a los colombianos.

Por su parte, José Murillo Tobo- Coordinador Movimiento Político de Masas del Centro Oriente, expresó no sentirse la posición de su movimiento sobre la paz que se esta pactando donde no se sienten representados, en este proceso debido a que los problemas estructurales del país y la región no se están tocando. Hizo además un llamado por el respeto al medio ambiente, la conservación de los recursos naturales y el territorio y presentó la propuesta de una mesa con las organizaciones sociales y populares de la región araucana.

Older Cáceres, vocero del movimiento Alianza por la Paz, realizó un contexto regional en el que afirmó que su generación no ha conocido la paz y por ello es necesario comprometer a todos los actores en un proceso honesto que lleve a los territorios hacia este camino.

Los temas de Arauca

Los temas propuestos por las organizaciones de Arauca se abordaron en cuatro mesas temáticas con la particiación de los asistentes según su interés en: Desarrollo regional y política minero-energética; víctimas; la paz desde la perspectiva de las mujeres y la situación fronteriza con Venezuela.

Sobre el desarrollo regional y la política minero-energética, los participantes propusieron construir una ley orgánica para hidrocarburos en Arauca que integre la visión de los pobladores sobre lo que debe ser esta política, para que se tramite en el Congreso y se convierta en una ley, que contemple además los derechos constitucionales de los grupos afro e indígenas a decidir sobre el uso de sus territorios ancestrales; una mayor participación (control e intervención) del Estado a través de Ecopetrol en los procesos se exploración y explotación de los hidrocarburos, y mecanismos para la protección del medio ambiente, especialmente del agua.

En la mesa sobre víctimas concluyeron que es necesario iniciar una campaña educativa desde la sociedad civil, para contribuir a la transformación de la cultura de la guerra y la desmilitarización de la vida civil, que le permita a las nuevas generaciones pensar que es posible una vida sin armas. Se insistió en que se requiere el compromiso de las empresas que tienen servicios de seguridad privada, el ejército, la policía, los ciudadanos y ciudadanas que portan armas, entre otros. Proponen el aprovechamiento de escenarios como la Cátedra de paz para que los niños y niñas que están creciendo en medio del conflicto conozcan las posibilidades de una vida sin armas. Consideran que las víctimas son las llamadas a liderar estos procesos.

Las mujeres, por su parte, demandaron mayor participación de mujeres en la mesa de conversaciones de La Habana. También el reconocimiento de sus derechos y un cambio profundo en la política de desarrollo agrario, que repare años de despojo violento de sus tierras. Pidieron mecanismos que les den el derecho a la propiedad y uso de la tierra para garantizar su autonomía y soberanía alimentaria además que el acuerdo tenga la perspectiva de las mujeres para la implementación del mismo y la oportunidad para la no repetición de la violencia contra las mujeres.

En la mesa temática sobre la situación fronteriza, los participantes expresaron preocupación por la falta de un organismo que resuelva los asuntos binacionales. Propusieron un foro fronterizo para abordar a profundidad temas y problemáticas conjuntas, como el desbordamiento del río Arauca, la justicia y la frontera. Además de redefinir el concepto de frontera para que esté acorde con la realidad del territorio, y diferenciar el contrabando del intercambio de bienes entre pueblos. Resaltaron que la frontera permite el intercambio cultural y económico con un país hermano.

Al final, se conversó sobre la construcción de una visión compartida del territorio para que la paz sea una oportunidad de reconciliación para recomponer las fracturas de los proyectos de vida colectiva si bien se resaltó que se trata de un proceso de largo plazo. Las propuestas señalaron la importancia de hacer las memorias territoriales; replantear el uso y usufructo del territorio con sus vocaciones productivas; articular las agendas de los distintos gremios, grupos poblacionales y sectores sociales; darle realidad al enfoque de derechos humanos en la institucionalidad y crear consenso entre las comunidades en la planeación de la región. Este territorio, se reiteró, “debe hacerse con los campesinos, con todas las instituciones, con las mujeres, los jóvenes y todos los que vamos a jalonar la paz en el departamento de Arauca”.

Este encuentro se caracterizó por la pluraridad de las voces y las propuestas de transformación desde las organizaciones, que abogan por ser incluídas en el proceso de paz y de postconflicto. Su realización fue posible gracias a las experiencias y el trabajo que la Ruta Pacífica de las Mujeres, la Red Nacional de Programas Regionales de Desarrollo y Paz (Redprodepaz), la Red de Iniciativas y Comunidades de Paz desde la Base y la Oficina del Alto Comisionado para la Paz. Contó con el apoyo regional de Consornoc, la Alcaldía y la Gobernación de Arauca.

Los Encuentros Regionales para la Paz –ERP- 2015 continuarán en Caucasia (Bajo Cauca, Antioquia), San Carlos (Oriente Antioqueño), San Vicente del Caguán (Caquetá) y Buenaventura (Valle).

Busquemos respuestas a sus preguntas más importantes sobre el asunto. Usted puede obtener medicamentos directamente en su oficina. Vamos a discutir sobre todo varios medicamentos. Si le preocupa el problema sexual, tal vez ya sepa acerca de zitromax dosis. Casi todos los adultos han oído al menos algo sobre Comprar Kamagra. Una revisión científica sobre todo zithromax dosis informa que el problema de saludos cordiales sexualmente más común de los hombres es la disfunción eréctil. A veces los hombres que toman drogas callejeras como la marihuana encuentran que es desconcertante mantener una erección y recurrir a medicamentos recetados para una solución temporal. No hay duda de que debe tomar efectos secundarios indeseables en consideración antes de comprar el medicamento. El directorio en línea es una gran maneras de encontrar a un doctor en su área que trata tales condiciones de salud.

Los comentarios estan cerrados.